2015-06-10

Ebanjelioa irudietan


Jesús te amo. Tu compañía es para mí lo más importante y el bálsamo ante las circunstancias de la vida. Cuesta seguirte, y creo que cuando me suelto de tu mano es cuando comienzan los tropezones y las caídas. Sin estar sostenido en Ti no es posible seguirte ni hacer en la vida lo mejor para uno. Eso es hacer tu voluntad. Bendíceme, Señor, para que esta semana me mantenga firmemente asido a tu mano. Te lo pido Jesús.
Hernán Opazo Delpiano