2015-05-25

Ebanjelioa irudietan


Es menester que le pidamos a Jesús que nos enseñe a amar a su modo. Sin límites. A donarnos por entero sin hacer distinciones de ningún tipo. Solo un amor así puede salvarnos de la locura, de la violencia y del individualismo. Sabemos que con nuestras propias fuerzas no podemos. Necesitamos de su ayuda para perseverar en este camino generoso, porque si bien es cierto que venimos del Amor… en muchas ocasiones lo olvidamos…
Solo con un corazón renovado por Dios, que muere a los propios caprichos e impulsos egoístas, podremos encarnar este mensaje de Jesús. Pidamos al Señor poder amar como Él nos enseñó y comunicarnos con los hermanos desde un corazón que sirve-amando y ama-sirviendo.
Así sea.
@Ale Vallina