2015-03-13

Ebanjelioa irudietan


Tenemos que pedir la gracia de comprender bien este tiempo litúrgico que estamos viviendo...
No se trata de buscar mortificarnos, lastimarnos, ni rogar toda clase de torturas y dolores. Tampoco tiene que ver con pedir más cruces de las que ya cargamos, sino, y he aquí la gracia que debemos pedir, es unirnos a la causa por la que fue crucificado Cristo, sabiendo que hemos de padecer con Él si deseamos trabajar por su Reino. 
Cada vez que pongamos nuestro tiempo, esfuerzo y deseos para tratar de hacer de este mundo, un lugar más amable, cálido y justo, estaremos ayudando a Jesús a cargar la cruz y a aliviar la de muchos hermanos, injustamente crucificados también hoy.
Que el Señor se adueñe de nuestros corazones para vivir acorde a sus valores...
Amén.
@Ale Vallina