2015-03-26

40 días con los últimos - 2015


BIENESTAR VERSUS BIENSER.

¿Qué no funciona bien en el modelo económico actual?:
  • El crecimiento económico no conlleva necesariamente mayor bienestar social
  • Ni los agentes completamente conocedores de la realidad como para adoptar siempre las decisiones más correctas ni actúan al margen de la influencia de los demás, ni los mercados reales son como el modelo simple de competencia perfecta, ni los sentimientos, valores e intereses dejan influir en sus decisiones, ni el egocentrismo define de forma dominante la actitud humana más frecuente, ni los seres humanos prefieren habitualmente competir a cooperar...
  • Los límites del crecimiento representan una objeción, un crecimiento infinito es incompatible con un planeta finito
  • La recurrencia de las crisis económicas son una manifestación de las características del capitalismo y de su comportamiento cíclico, que requieren, por tanto, una muy seria regulación 
  • Un gran defecto del sistema económico vigente: su incapacidad para promover la inclusión repartiendo equitativamente los frutos de la actividad productiva.
LA PALABRA NOS ILUMINA

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: “Os aseguro: quien guarda mi palabra no sabrá lo que es morir para siempre.” Los judíos le dijeron: “Ahora vemos claro que estás endemoniado; Abrahán murió, los profetas también, ¿y tú dices: “Quien guarde mi palabra no conocerá lo que es morir para siempre”? ¿Eres tú más que nuestro padre Abrahán, que murió? También los profetas murieron, ¿por quién te tienes?”
Jesús contestó: “Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. El que me glorifica es mi Padre, de quien vosotros decís: “Es nuestro Dios”, aunque no lo conocéis. Yo sí lo conozco, y si dijera: “No lo conozco” sería, como vosotros, un embustero; pero yo lo conozco y guardo su palabra. Abrahán, vuestro padre, saltaba de gozo pensando ver mi día; lo vio, y se llenó de alegría.” Los judíos le dijeron: “No tienes todavía cincuenta años, ¿y has visto a Abrahán?” Jesús les dijo: “Os aseguro que antes que naciera Abrahán, existo yo.” Entonces cogieron piedras para tirárselas, pero Jesús se escondió y salió del templo.
Juan 8, 51-59

PARA NUESTRA ORACIÓN

Señor, quiero saltar de gozo porque Tu quieres transformar este mundo , a pesar que está como está. Lejos de pensar que no tiene arreglo, Tu eres el nuevo día para los ojos de una humanidad que está más pensando en el bienestar que en el bienser.
Gracias Señor, porque no viniste a construir una sociedad del bienestar, sino la de la fraternidad universal mediante tu sacrificio redentor en la Cruz, para prepararnos a la plenitud más humana posible, que es estar contigo por siempre.