2014-12-23

Ebanjelioa irudietan

«Nuestro destino no es nunca un lugar, sino una nueva forma de percibir las cosas. La risa es la luz que ilumina las oscuridades del rostro humano. No hay ascensor para la felicidad, has de llegar subiendo las escaleras. La conciencia de la Presencia de lo Divino en el ser humano.»
José María Toro