2014-09-03

Ebanjelioa irudietan

He conocido a demasiadas personas, cristianas o no, que han perdido la confianza en sí mismas y están aprisionadas en sentimientos de tristeza y sentimientos de culpa. Es como si tuvieran enormes barreras en torno a sí. Son hombres y mujeres que no creen en verdad que Dios les ama. Cuando la primera cosa que Cristo nos dice es: Tú eres precioso, tienes un valor, eres importante.
Anthony de Mello sj