2014-07-09

Ebanjelioa irudietan


Y amar... es aceptarse como uno es y no como uno quisiera ser o haber sido.
Reconciliarse con los propios límites, sin que esto signifique cruzarse de brazos o quedar satisfecho. Reconocer que somos autores de ciertos capítulos o páginas de nuestra historia que preferiríamos no haber escrito. Que existen, al menos, algunos párrafos o frases que nos gustaría borrar para no volver a leerlos. Es, en una palabra, abrazarse con la propia pequeñez y finitud, sin nostalgias infantiles, con una mirada realista, llena de comprensión y ternura.
Eduardo López Azpitarte S.J. "Amarse a Sí Mismo".