2014-07-27

Ebanjelioa irudietan

Cuando yo me adhiera a Ti con todo mi ser, no habrá ya para mí penas ni pruebas, y mi vida, toda llena de Ti, será plena.
San Agustín