2014-06-18

Ebanjelioa irudietan

Es muy saludable salir de las rutinas cotidianas, de las zonas de confort que nos rigidizan, de las falsas seguridades que, en muchas ocasiones, no nos permiten evolucionar. 
Salir al mundo y experimentar cosas nuevas, abrir los brazos a la vida y dejar que ella fluya sin la interferencia de nuestros miedos y preocupaciones nos ayuda a crecer. Abrir la ventana de par en par para que penetre la brisa fresca, que nos acaricie el rostro, que nos despeine…
Quien no se atreve a nuevas experiencias de vida se resigna a una existencia chata, sin brillo, sin aventura…Y no hay peor vida que la que teniendo todo para vivir se anquilosa por temor…
No es el odio lo que se opone al amor. Sino el miedo…
¿Qué vas a hacer hoy? Por favor: toca tu propia melodía...Dios te ha regalado los instrumentos.
@Ale Vallina