2014-06-11

Ebanjelioa irudietan

Muchas personas creen que para sentir paz hay que retirarse a la cima de una montaña o alejarse de excesos, ruidos, bocinazos y teléfonos que suenan sin cesar...Pero en realidad la paz o la falta de ella se dan en nuestro interior.
Por ejemplo ¿qué fue lo que mantuvo en su eje a Nelson Mandela durante 27 años en la cárcel?. Evidentemente si su corazón no hubiera tenido paz se hubiera desmoronado a los pocos días o meses de encierro.
El verdadero desafío de nuestras vidas es vivir en paz en medio de las dificultades y caos cotidianos.
Pidamos a Dios esa bendita gracia.
@Ale Vallina