2014-05-11

Ebanjelioa irudietan

Llega un momento en el que tienes que aprender a despojarte de la mirada dramática de la vida y comenzar a creer que es posible descubrir un modo nuevo de contemplar el mundo. Necesitamos aprender a mirar con los ojos de Jesús. Cuando estamos en comunión con Dios aprendemos a percibir los acontecimientos de nuestra vida como una gran oportunidad para la madurez humana y espiritual.
P. Javier Rojas, sj