2014-03-30

Ebanjelioa irudietan

Tomado del Libro la Humildad de Dios de Benjamin Gonzalez Buelta sj
La persona humilde:
•Ha hecho la experiencia de la bondad inagotable de Dios, que se da El mismo en los dones que nos hace.
•Afinca su confianza en Dios
•Se ve a si misma con la misión de ser ella misma
•Ha hecho la experiencia de su límite y ha superado la tentación de poner el límite en el centro
•Abre el límite, la herida a la comunión con Dios y con los demás
•Y se deja curar
•Es profundamente lucida de su límite pero apuesta por la aventura de reinventarse
•La humildad que asume sus heridas también puede asumir la de los demás