2014-03-29

40 días con los últimos - ESPAÑA - Desigualdad de género en España

Desigualdad de género en España








ESPAÑA
Población:46.985.000 h.
IDH: 0,885 (puesto nº23 de 187)


La desigualdad de género en España, en pocas cifras

La población activa femenina (mujeres con empleo o en buscan trabajo remunerado) es 14 
puntos inferior a la masculina (52,9% mujeres, 67,3% hombres).
La gran mayoría (el 95,8%) de quienes no buscan empleo por “cuidar niños o niñas, o personas adultas enfermas o discapacitadas o mayores” son mujeres El porcentaje de hombres encargados o directores de pequeña empresa duplica al de mujeres (8,8% hombres, 4,4% mujeres). En la empresa grande o mediana, hay casi cuatro veces más varones en los puestos directivos que mujeres.
El salario medio masculino es un 128% del femenino.

Fuente:http://www.fsc.ccoo.es/comunes/recursos/15609/doc93999_100_persistentes_desigualdades_de_genero_en_la_realidad_sociolaboral_de_las_mujeres.pdf

Las mujeres dedican 4,04 horas a tareas domésticas y familiares, 2,15 horas más de lo que dedican los hombres al mismo trabajo.

Fuente:http://www.ine.es/jaxi/menu.do?=0&type=pcaxis&path=%2Ft25%2Fe447&file=inebase

Más del 75% de las mujeres que ha trabajado y ha sido madres reconoce haber vivido dificultades laborales o educativas relacionadas con su maternidad. Además, se observa un incremento de incidencias similares en las generaciones más jóvenes.

Fuente: http://ods-ciberesp.org/recursos/atencion-a-la-salud/desigualdades-en-salud/genero-ysalud/351-fecundidad-y-trayectoria-laboral-de-las-mujeres-en-espana/view-details.html
En primera persona

“Estamos indignadas al ver que los del caso Malaya, por poner un ejemplo, se van casi de rositas y a nosotras, madres de familia que nos levantamos a la seis de la mañana para ganar 700 u 800 euros, nos tratan como delincuentes por pedir simplemente lo que es nuestro”, explica Guardado, una de las 45 trabajadoras, junto con un trabajador, de la limpieza de colegios públicos y dependencias municipales de Cádiz, que interrumpieron un pleno del Ayuntamiento para reclamar las nóminas adeudadas, y que fueron condenadas a un arresto domiciliario de dos días.

Fuente: http://www.hoac.es/2013/10/07/cadiz-condenadas-por-reclamar-el-pago-de-sus-nominas/

El Juez del Juzgado de lo Social número 6 de Valencia ha impuesto una condena ejemplar por despido improcedente de una mujer embarazada a una empresa, deberá readmitir a la mujer despedida y además indemnizarla con 120.000 euros por daños y perjuicios.”.

Fuente; http://es.paperblog.com/condena-ejemplar-por-despido-improcedente-de-una-mujerembarazada-440816/

Para la reflexión, acción y oración

Yo sufro, y lo digo de verdad, cuando veo en la Iglesia o en algunas organizaciones eclesiales que el rol de servicio de la mujer” se desliza “hacia un rol de servidumbre (...) Su presencia en la Iglesia tiene que ser valorizada mayormente, evitando en particular de transformar su "rol de servicio" en una tarea "servil". (Papa Francisco,Ciudad del Vaticano, 12 de octubre de 2013).

Una pregunta: en mis relaciones y tratos con los demás, ¿hago distinciones dependiendo de si me encuentro con alguien del género masculino o del femenino? ¿Creo que por ser varón o mujer tengo más o menos derechos que las personas de distinto género?

“En aquel tiempo, un fariseo rogó a Jesús que comiera con él, y, entrando en la casa del fariseo, se puso a la mesa. Había en la ciudad una mujer pecadora pública, quien al saber que estaba comiendo en casa del fariseo, llevó un frasco de alabastro de perfume, y poniéndose detrás, a los pies de Jesús, comenzó a llorar, y con sus lágrimas le mojaba los pies y con los cabellos de su cabeza se los secaba; besaba sus pies y los ungía con el perfume. Jesús, volviéndose hacia la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y no me diste agua para los pies. Ella, en cambio, ha mojado mis pies con lágrimas, y los ha secado con sus cabellos. No me diste el beso. Ella, desde que entró, no ha dejado de besarme los pies. No ungiste mi cabeza con aceite. Ella ha ungido mis pies con perfume.
Por eso te digo que quedan perdonados sus muchos pecados, porque ha mostrado mucho amor. A quien poco se le perdona, poco amor muestra». Y le dijo a ella: «Tus pecados quedan perdonados». Los comensales empezaron a decirse para sí: «¿Quién es éste que hasta perdona los pecados?». Pero Él dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado. Vete en paz».(Lc 7,36-39. 44-50)

¿Quién eres tú, Señor Jesús,
que haces que las mujeres sientan su dignidad
por encima de prejuicios y convencionalismos?
Ayúdanos a imitarte, a seguirte
y a amar como tú.