2014-01-24

Ebanjelioa irudietan

Nuestra naturaleza humana siempre nos pide VER para CREER, pero en los principios de Dios trabaja a la inversa.. Hay que CREER para VER.