2014-01-17

Ebanjelioa irudietan

¡No pretendas volver a las "cebollas y ajos" de Egipto porque el Mar Rojo te parezca difícil de cruzar!.
Hay momentos en que percibimos que nos resulta muy difícil seguir adelante o hacer frente a algunas situaciones. Tenemos la sensación de estar "derrotados" o al menos, sin las fuerzas necesarias para atravesar el propio Mar rojo. Nos sentimos atrapados y sin salida, desconcertados. La vida espiritual requiere salir del país de la esclavitud para vivir como hijos en la tierra prometida, y el Mar Rojo es la primera prueba a la que tenemos que enfrentarnos. ¿Que representa el "Mar Rojo" en mi vida? Representas esos momentos en que debemos hacer elecciones que exigen toda nuestra persona. Son decisiones difíciles porque significan dejar de lados viejos modos de actuar, de vivir y pensar, para entrar en la dinámica del evangelio, de la confianza y del abandono en Dios. Por ello Moisés se dirigió a los israelitas diciendo; "Nos se asusten, permanezcan firmes Yahvé los va a salvar...Yavé luchará por ustedes. Ustedes solamente mirarán" (Ex 14, 13-14). Ante los momentos difíciles y complicados podemos descansar en Dios. Cuando percibimos que nuestras fuerzas son pocas para seguir adelante es cuando podemos ver el poder de Dios. Es verdad, en la debilidad, Dios hace fuerte. No temas seguir adelante en tu camino de libertad sólo porque el "mar rojo" te parezca difícil cruzar.
P. Javier Rojas, sj