2013-12-14

Ebanjelioa irudietan

Alégrense, el Señor que ya se acerca 
y enamora en el perfume de su paso 
es príncipe de Paz y con su abrazo 
reconstruye en su bondad el alma muerta.