2013-11-28

Ebanjelioa irudietan

Dios es nuestro Padre. Eso lo decimos todos, pero ¿estamos realmente convencidos de que eso es así? ¿Un Padre de un amor inagotable, inconmensurable y profundamente generoso?
Dios es el que siempre llega a tiempo. Dios siempre sabe sacarte una sonrisa. Dios te guía desde que amaneces y hasta que te duermes. Te ama desde antes de que te formaras en el vientre de tu madre. Le perteneces desde toda la eternidad y para siempre…Es el que te levanta de tus dolores y goza con tus alegrías.
Dios no sabe hacer otra cosa que amarte…Porque es el Amor que ama, amando. Y sea que lo creas o no, tú eres su desvelo…
¡Cuántas imágenes distorsionadas de Dios encuentro en algunas personas! Consideran necesario “ganarse” el amor de Dios. Para ello recurren a todo tipo de autocastigos, se llenan de culpas insanas y por más que su mente se los diga su corazón cree que el Amor del Padre es un Bien lejano e inalcanzable.
Cuidado… ¡Ese no es el Dios que nos reveló Jesús!
El Padre de Jesús busca y ama a todos sus hijos. Y realiza una fiesta cada vez que uno de ellos regresa a casa…
@Ale Vallina