2013-10-25

Ebanjelioa irudietan

Una pregunta para terminar el día, para sincerarnos con nosotros mismos y para crecer en el amor a Dios. 
Puede que estas preguntas sirvan como disparadoras de mi oración de la noche...
Cómo vivo mis días? 
Vivo despierto o vivo dormido? 
Si vivo dormido, cómo creo que puedo despertar para vivir plenamente en el aquí y en el ahora y para la mayor gloria de Dios?