2013-09-11

EBanjelioa irudietan


No más llanto, no más queja,
éste es el último poema desolado.
Cuando dejes de quejarte, tu alma se refrescará.
Cuando dejes de llorar, tus ojos se iluminarán.
Nguyen Binh