2013-05-30

Evanjelioa irudietan

San Ignacio aconseja que antes de ir a la oración pensemos a dónde voy y a qué. Conviene hacer una composición de lugar: verme delante de Dios nuestro Señor y de todos sus santos, para desear y conocer lo que sea más grato a su divina bondad (EE 151), y pedir la gracia para elegir lo que más gloria de su divina majestad y salud de mi alma sea (EE 152).