2013-05-31

Ebanjelioa irudietan

¿Cómo sanar la ira?
Busca su verdadero origen. Si no puedes solo pide ayuda a un terapeuta.
Reconoce que esconde otra emoción más profunda.
Deja de culpabilizar a los otros por tus ataques de ira.
Encuentra una manera “creativa” e “inofensiva” de expresarla.
Pide perdón cuando sea necesario.
Reza a menudo pidiendo la gracia de la mansedumbre.