2013-02-24

40 días con los últimos - Nuestra forma de utilizar los recursos


MAURITANIA
Población: 3.422.000
IDH: 0,453
Calores

Con el cambio climático y los calores de nuestros mares, los salmones salvajes cada vez tendrán más dificultades para sobrevivir en libertad.
Los osos polares pasarán largas y difíciles temporadas de calor dedicando mucho más tiempo a buscar salmones que comer.
Los pescadores artesanales sufrirán pena por la desaparición del salmón salvaje, lástima por los osos y como los osos dedicarán mucho más tiempo a buscar pesca para alimentar a sus familias.
Las mujeres de los pescadores artesanales sufrirán pena por la desaparición del salmón salvaje, lástima por el oso y apoyarán a los hombres que, como los osos dedicarán mucho más tiempo a buscar pesca para alimentar a sus familias, mientras tendrán que incrementar aún más sus jornadas para suplir el ingreso y alimento procedente de la pesca.
En África las mujeres de los pescadores artesanales sufrirán pena por la desaparición del salmón salvaje, lástima por el oso y apoyarán a los hombres que, como los osos dedicaran mucho más tiempo a buscar pesca para alimentar a sus familias, mientras se verán obligadas a recorrer distancias cada vez mayores para cargar latas de agua.
En África las hijas y los hijos de las mujeres de los pescadores artesanales… morirán masivamente de hambre.
En algunos rincones del planeta, hombres y mujeres, sufrirán pena por la desaparición del salmón salvaje, lástima por el oso, compasión por profesiones tan meritorias como la de pescador, solidaridad con el drama de las mujeres africanas y rabia por la muerte de tantos niños y niñas. Encenderán el aire climatizado para sofocar tantos calores.
Gustavo Duch. Lo que hay que tragar. Los libros del lince 2010, p.113

Nuestra forma de utilizar los recursos
En España, desde hace unos años el pico de demanda energética no es en los momentos más crudos del invierno sino en verano, debido a la popularización de los aparatos de aire acondicionado. Aunque las energías renovables están creciendo, éstas aún no llegan al 25 % de la producción nacional de electricidad (el otro 75 % se sigue produciendo de forma no renovable).
Una mayoría muy cualificada de científicos lleva tiempo advirtiendo de que la temperatura global de la tierra no deja de aumentar y que esto está producido por la actividad humana. Los motivos inmediatos de este incremento térmico residen en la emisión de gases de efecto invernadero (CO2, metano) y en la deforestación. Las grandes causas se pueden resumir en cinco palabras: Agricultura, Ganadería, Transporte, Construcción, Climatización. No se trata de abandonar estas actividades sino de practicarlas de forma respetuosa con el medio ambiente. Ya sabemos técnicamente cómo podríamos hacerlo; falta voluntad política y conciencia ciudadana.
Las consecuencias de este calentamiento global las sufren, sobre todo, los habitantes de los países más pobres, como Mauritania, un país muy vulnerable a los efectos de la desertificación . Las consecuencias, además de ambientales, son también sociales y económicas: reducciones en la producción agrícola y ganadera, éxodos del campo a la ciudad, pobreza generalizada.


Y tú, hijo de hombre, di a la casa de Israel: Vosotros andáis diciendo: «Nuestros delitos y nuestros pecados pesan sobre nosotros y por eso nos estamos consumiendo. ¿Cómo podemos vivir así?» Diles: «Por mi vida, oráculo del Señor Dios, que yo no me complazco en la muerte del malvado, sino en que el malvado se convierta de su conducta y viva. Convertíos, convertíos de vuestra mala conducta.
¿Por qué habéis de morir, casa de Israel?» (Ez 33, 10-11)
¡Bendito seas, Padre, tú eres un Dios de vivos y no de muertos;
tú no quieres la muerte de nadie!


Para ayudarnos a pensar y debatir
¿Cómo podemos vivir así? Según el Informe PNUD de 2011, ante la pregunta de si el calentamiento global está causado por el hombre, responde afirmativamente el 54,4 % de la población de los países de IDH muy alto, con grandes disparidades: Japón: 83,7 %; España: 63,2 %; Estados Unidos: 35,9 %; Emiratos Árabes: 29,2 %. A la vista de estos datos, ¿es verdad que nos estamos consumiendo? ¿Qué nos parece?

Para profundizar:
La web de Consumo colaborativo aporta información muy estimulante sobre otra forma de consumo, transporte y uso de energía.
Resumen del Informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de 2011, titulado “Sostenibilidad y equidad
Artículo “Diez falsos mitos sobre el cambio climático“. Ecologistas en Acción:
Página Ingenios de Producción Colectiva, de Ecologistas en Acción.
Revista Opciones (cas) / Opcions (cat)




40ultimos