2012-03-23

GARIZUMA - Con los 40 últimos

CHAD
Población: 10.914.000
Capital: Nyamena
IDH: 0,328 (nº 183)
EL DERECHO A LA JUSTICIA

Derecho de especial protección de mujeres y niños ante un estado de emergencia o conflicto armado

A principios de febrero la guerra llegó a la capital de Chad, siendo las mujeres y la infancia las principales víctimas. Es una guerra sangrienta en todo el país entre las fuerzas rebeldes apoyadas por el gobierno sudanés y China, y el gobierno de Chad y el ejército francés por el otro. Con el objetivo oficial de proteger los campos de refugiados, 3.700 soldados de la EUFOR de la Unión Europea no están haciendo trabajo humanitario, sino que participan en esta guerra sucia. Se calcula que el 10% de los recursos petroleros mundiales están en África. Chad comenzó en 2003 a producir petróleo y está actuando como un imán para la codicia de las distintas potencias.
Tanto el coordinador de la ONU para la ayuda de emergencia en las regiones en crisis, Jan England, como Amnistía Internacional, piensan que la verdadera razón de la “catástrofe de los refugiados” es una guerra de rapiña entre Francia y EEUU, con China. Este país importa ya el 30% de su petróleo de África, principalmente de Somalia, Níger, Nigeria y Sudán. En África están funcionando 800 empresas chinas. Además, proporciona ayuda militar a países africanos y participa directamente con algunas de sus tropas. La creciente influencia de China es la razón principal para que la UE y EEUU trabajen juntos en África contra el nuevo “enemigo”.
Es cinismo utilizar a los refugiados que son el producto de la intervención extranjera como una excusa para una nueva intervención extranjera. No hay un solo refugiado en África que no sea consecuencia de la interferencia o intervención extranjera.
Joseph Falkinger. Pesadilla interminable en Chad: sangre por petróleo

FIRMADO Y RATIFICADO
Declaración sobre la protección de la mujer y el niño en estados de emergencia o conflicto armado. Art.4 y 5:
Los Estados que participan en los conflictos armados, operaciones militares en territorios extranjeros u operaciones militares en territorios todavía sometidos a la dominación colonial desplegarán todos los esfuerzos necesarios para evitar a las mujeres y niños los estragos de la guerra. Se tomarán todas las medidas necesarias para garantizar la prohibición de actos como la persecución, la tortura, las medidas punitivas, los tratos degradantes y la violencia, especialmente contra parte de la población civil formada por mujeres y niños. Se considerarán actos criminales todas las formas de represión y los tratos crueles e inhumanos de la mujeres y los niños, incluidos la reclusión, la tortura, las ejecuciones, las detenciones en masa, los castigos colectivos, la destrucción de viviendas, y el desalojo forzoso.

DEL DERECHO AL HECHO
En África subsahariana la mortalidad en menores de un año es 17 veces más que en los países de ingresos altos. A ello contribuye no solo la pobreza sino la inestabilidad y violencia de los conflictos armados, que hace especialmente vulnerables a los más débiles: mujeres y niños. Piensa en las personas más débiles que tienes a tu alrededor. ¿Qué puedes hacer hoy por ellas?

ORACIÓN
Señor, tú nos dijiste
que estabas en quien tiene hambre y sed,
en el que está enfermo o desnudo.
Haz que procuremos estar cerca de ti,
junto con ellos,
y respondamos a su llamada de auxilio.