2011-10-16

Pagad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Lectura del santo evangelio según san Mateo 22,15-21

En aquel tiempo, los fariseos se retiraron y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron:
- Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no te fijas en las apariencias. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?
Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús:
- ¡Hipócritas!, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.
Le presentaron un denario. Él les preguntó:
- ¿De quién son esta cara y esta inscripción?
Le respondieron:
- Del César.
Entonces les replicó:
- Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Jesu Kristoren Ebanjelioa San Mateoren liburutik Mt 22, 15-21

Aldi haretan, farisearrak batzarra egin eben, Jesusi berbatik zelan helduko; eta euren ikasleetako eta Herodesen aldeko batzuk bialdu eutsoezan. Honeek itandu eutsoen:
- «Maisu, badakigu egizale zareana, eta Jaungoikoaren bidea egiaz erakusten dozuna, inogaitik atzera egin barik, nor zein dan ez dozu begiratzen-eta. Esaiguzu, beraz, zer deritxozu: zilegi da Zesarri zerga emotea, ala ez?».
Jesusek hareen azpikeria ezaguturik, esan eutsen:
- «Itxurazale maltzurrok! Zetan zabiltze Ni zirikatzen? Erakutsi eidazue zerga-txanpona».
Hareek denario bat ekarri eutsoen. Berak, orduan:
- «Norenak dira irudi hau eta idatzi hau?».
Eta hareek:
- «Zesarrenak».
Jesusek, orduan:
- «Emoiozue, bada, Zesarri Zesarrena, eta Jainkoari Jainkoarena».