2011-10-24

A ésta, que es hija de Abrahán, ¿no había que soltarla en sábado?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 13,10-17

Un sábado, enseñaba Jesús en una sinagoga.
Había una mujer que desde hacía dieciocho años estaba enferma por causa de un espíritu, y andaba encorvada, sin poderse enderezar.
Al verla, Jesús la llamó y le dijo:
- Mujer, quedas libre de tu enfermedad.
Le impuso las manos, y enseguida se puso derecha.
Y glorificaba a Dios.
Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo a la gente:
- Seis días tenéis para trabajar: venid esos días a que os curen, y no los sábados.
Pero el Señor, dirigiéndose a él, dijo:
- Hipócritas: cualquiera de vosotros, ¿no desata del pesebre al buey o al burro, y lo lleva a abrevar, aunque sea sábado?
Y a ésta, que es hija de Abrahán, y que Satanás ha tenido atada dieciocho años, ¿no había que soltarla en sábado?
A estas palabras, sus enemigos quedaron abochornados, y toda la gente se alegraba de los milagros que hacía.

Jesu Kristoren Ebanjelioa San Lukasen liburutik Lk 13,10-17

Aldi haretan, sinagoga baten irakasten egoan zapatuz Jesus. Baegoan han emakume bat, hamazortzi urte hareetan espirituak geisorik eukana; makurtuta egoan, eta ezin zan ezelan ere zuzendu. Jesusek, ikusirik, deitu eta esan eutson:
- «Emakume, osatuta gelditzen zara zure gatxetik».
Eta eskuak ezarri eutsozan. Emakumea bapatean arteztu zan, eta Jaungoikoa goresten eban.
Sinagoga-buruak, Jesusek zapatuz osatu ebalako hasarratuta, esan eutson herriari:
- «Sei egun daukazuez lan egiteko; etorri egun horreetan, osatu zagiezan, eta ez zapatuan».
Jesusek, hari begira, esan eutson:
- «Itxura-zaleok! Zuek guztiok ez ete dozue zapatuz idia ta astoa kortatik askatzen, eta edaten emotera eroaten? Eta Satanasek hamazortzi urtetan lotuta eukan Abrahanen alaba hau, ez ete zan bidezko lokarri horretatik zapatuz askatzea?».
Berbokaz lotsatuta gelditu ziran Haren arerioak; herri guztia, barriz, pozik egoan Harek egiten zituan gauza harrigarriekin.