2011-10-19

Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá

Lectura del santo evangelio según san Lucas 12,39-48

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete.
Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis, viene el Hijo del Hombre.
Pedro le preguntó:
- Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos?
El Señor le respondió:
- ¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas?
Dichoso el criado a quien su amo al llegar lo encuentre portándose así. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes.
Pero si el empleado piensa: «Mi amo tarda en llegar», y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse; llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espere y lo despedirá, condenándolo a la pena de los que no son fieles.
El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra, recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos.
Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá; al que mucho se le confió, más se le exigirá.

Jesu Kristoren Ebanjelioa San Lukasen liburutik Lk 12,39-48
Aldi haretan, Jesusek esan eutsen bere ikasleei:
- «Badakizue: etxagunak baleki gaueko zein ordutan etorriko dan lapurra, ez leuke etxea zulatzen itziko. Zuok ere prest egon zaiteze, uste ez dozuen orduan etorriko dalako Gizonaren Semea».
Pedrok orduan:
- «Jauna, guretzat esan dozu parabola hau, hala guztientzat?».
Jaunak erantzun:
- «Nor da etxe-zain zintzo ta zentzunduna, ugazabak bere serbitzarien buru ipiniko dauana, behar dan orduan gari-neurria emon deioen? Zorionekoa, ugazabak, etortean, hori egiten aurkitzen dauan morroia! Benetan dinotsuet: bere ondasun guztien morroi-buru ipiniko dau.
Baina morroi horrek berekautan esaten badau: “Berandu dator gure ugazaba”, eta neskame-morroiak joten asten bada, eta jaten, edaten eta mozkortzen, uste ez dauan egunean eta ez dakian orduan etorriko jako ugazaba, eta ebagi-ebagi egingo dau, gaiztoak merezidu dauan lez.
Ugazabaren borondatea jakin arren, hori egiteko prest ez dagoan morroiak, edo ugazabak gura dauan lez egiten ez dauanak, zigorkada asko hartuko dau. Ugazabaren borondatea ez dakianak, naiz eta zigorra merezidu daben okerrak egin, zigorkada gitxi hartuko dau.
Asko emon jakonari, asko eskatuko jako; askoren ardurea emon jakonari, gehiago eskatuko jako».