2011-09-25

Vino Juan, y los pecadores le creyeron - Etorri zan Joan, eta pekatariek sinestu egin eutsoen

Lectura del santo evangelio según san Mateo 21,28-32

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:
- ¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: «Hijo, ve hoy a trabajar en la viña».
Él le contestó: «No quiero». Pero después recapacitó y fue.
Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: «Voy, señor». Pero no fue.
¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?
Contestaron:
- El primero.
Jesús les dijo:
- Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.

Jesu Kristoren Ebanjelioa San Mateoren liburutik Mt 21, 28-32

Aldi haretan, Jesusek esan eutsen abadeburu eta herriko zaharrei: *Zuek zer deritzozue? Gizon batek seme bi zituan, eta batengana joan eta esan eutsan: "Seme, zoaz gaur mahastira, lanera". Harek erantzun: "Ez dot nahi". Baina gero damutu eta joan egin zan. Bestearengana ere joan eta gauza bera esan eutsan. Eta harek erantzun: "Banoa, jauna"; baina ez zan joan. Bietan zeinek egin eban aitaren guraria?+ *Lehenengoak+, erantzun eutsoen.
Orduan, Jesusek esan eutsen: *Benetan dinotsuet: Zergalariak eta emagalduak zuek baino lehenago sartuko dira Jainkoaren erreinuan. Izan ere, etorri jatzuen Joan Bateatzailea Jainkoaren nahiari dagokion jokabidea iragarriz, eta ez zeuntzoen sinestu; zergalariek eta emagalduek, barriz, sinestu egin eutsoen. Zuek, ostera, ikusi eta gero ere, ez zineen bihozbarritu, hari sinesteko+.