2011-09-13

¿Quieres acabar con el acaparamiento de tierras?

Acabo de recibir este mensaje, como me piden divulgarlo, creo que este es el mejor sitio.


Imagina que un día te despiertas y te dicen que te van a echar de tu casa y que ya no tienes derecho a quedarte en la tierra en la que has vivido durante años. Y además, si te niegas a irte, vendrán unos matones a sueldo para echarte a la fuerza.

Afortunadamente, la mayoría de nosotros nunca pasaremos por esta situación. Sin embargo, para muchas de las comunidades de los países en vías de desarrollo es un escándalo que cada vez es más frecuente. Es lo que se conoce como apropiación de tierras, un acuerdo tomado a puertas cerradas que generalmente tiene como consecuencia que los agricultores se vean obligados a abandonar sus casas y a condenar a sus familias a pasar hambre.

Oxfam ha estado investigando el hecho de que cientos de personas ya se hayan visto sumidas en la pobreza debido a verse expropiadas de sus tierras. En las próximas dos semanas, daremos a conocer los resultados de este estudio y descubrirás qué puedes hacer para poner fin a esta forma de injusticia. Mientras tanto, échale un vistazo a nuestro corto que, en clave de sátira, muestra hasta dónde pueden llegar las empresas para apropiarse de tierras y hacer dinero fácil gracias a los países en vías de desarrollo:

Mira este vídeo y compártelo con tus amigos para dar a conocer el problema del acaparamiento de tierras

Desde la subida generalizada del precio de los alimentos en 2008, el acaparamiento de tierras se ha convertido en un fenómeno cada vez más frecuente. La demanda de tierras se ha disparado como resultado de la procura de lugares donde cultivar alimentos para la exportación, producir biocombustibles o simplemente especular con el valor de las mismas por parte de los inversores. Pero en muchos casos, esas tierras obtenidas como terrenos "sin uso", "en mal estado" o "sin explotar" son las que trabajan las familias pobres para cultivar sus alimentos.

Y en un gran número de ocasiones se echa a estas familias por la fuerza de sus tierras, y se incumplen las promesas de compensarlas económicamente o el trato ofrecido resulta injusto.

No resulta estrictamente un problema el hecho de que las empresas inviertan en tierras de países pobres con un fin comercial. Pero cuando esto conlleva que se eche a las familias de las tierras de las que dependen para su sustento sin ni siquiera consultárselo o sin darles a cambio una compensación adecuada, un hecho que cuando deriva en la reducción de la producción de alimentos se convierte en un gran problema.

 Mira y comparte nuestro vídeo sobre el problema del acaparamiento de tierras, una parodia basada en el filme de 1992 Glengarry Glen Ross. Éxito a cualquier precio en el que unos agentes inmobiliarios están dispuestos a hacer lo que sea por alcanzar el éxito. Compártelo y ayúdanos a dar a conocer cómo el acaparamiento de tierras está cambiando la vida de las personas.

Gracias,

El equipo CRECE de Oxfam