2011-06-15

Gaurko Ebanjelioa

Lectura del santo evangelio según san Mateo 6,1-6. 16-18

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga.
Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará.
Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga.
Cuando tú vayas a rezar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará.
Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los farsantes que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga.
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

 Jesu Kristoren Ebanjelioa San Mateoren liburutik Mt 6, 1-6. 16-18

Aldi haretan, Jesusek esan eutsen bere ikasleei: Begira, gero: ez egin zeuen egintza onak jentaurrean, ikusi zagiezan! Bestela, ez dozue zeruetan dagoan Aitaren saririk izango.
Limosnea emotean, beraz, ez ibili aurretik turuta joten, itxurazaleak sinagogetan eta kaleetan ibilten diran lez, jenteak txalotu dagizan. Egia esan, horreek jaso dabe euren saria. Zuk limosnea emotean, ostera, ez begi jakin zure ezkerrak zer egiten dauan eskumeak; holan, zure limosnea ezkutuan geldituko da; eta ezkutuan ere ikusten dauan zure Aitak emongo deutsu ordaina.
Otoitz egitean, ez egin itxurazaleek lez; horreek sinagogetan eta plaza-ertzetan zutunik otoitz egitea maite dabe-eta, jenteak ikusi dagizan. Egia esan, horreek jaso dabe euren saria. Zu, ostera, otoitz egitean, sartu zaitez zeure gelan, itxi atea eta egiozu otoitz ezkutuan dagoan zeure Aitari; eta ezkutuan ere ikusten dauan zure Aitak emongo deutsu ordaina.
Barau egitean, ez agertu kopetilun, itxurazaleak lez, aurpegia itsusitu egiten dabe-eta, barau egiten dabela jenteari agertzeko. Egia esan, horreek jaso dabe euren saria. Zuk, ostera, barau egitean, igurtzi zeure burua usain gozoz eta garbitu aurpegia, jenteak ez, ezkutuan dagoan zure Aitak baino ikusi dagian zure baraua; eta ezkutuan ere ikusten dauan zure Aitak emongo deutsu ordaina.